domingo, 30 de junio de 2013

Crónicas: Wild Wolf Triathlon Series Madrid

Wild Wolf Triathlon Series Madrid
Sábado 29 junio 2013



Ultimo fin de semana de junio, a la vuelta las vacaciones y nada mejor que irse a participar en un nuevo triathlon en la Casa de Campo de Madrid.

Después de la dureza de mi estreno en este nuevo mundillo del triathlon el pasado 9 de junio en Buitrago de Lozoya, tocaba disputar una nueva batalla y esta vez por las familiares zonas de la capital donde tantos entrenos hemos hecho durante tantos domingos.

Así que tocaba preparase y tras recoger chip, dorsal y correspondientes pegatinas para la bici el viernes por la tarde, concentración habitual y oportunos preparativos. Dios mío, de nuevo tuve que esmerarme para evitar olvidos de ultima hora, que si el cinturón-chip del tobillo, pegatinas correspondientes en la bici, dorsal-cinturón, pegatina para el guardarropa, zapas de correr, zapas de bici.... y todo aderezado con los bidones de agua, frutas y geles, je je... total, que un mínimo de media hora en exclusiva para que todo de inicio sea perfecto.



Un nuevo madrugón ya que el coche tenia que asumir también sus respectivos preparativos, colocación de la baca y buena sujeción de la bici. Mochila con todo, creo, je je.. y al fin para Madrid. Como en las pruebas atléticas, me gusta llegar al menos una hora antes de la salida ya que el desmontaje de la baca y el acceso en fila a los boxes conlleva su tiempo.

Con el carnet en la boca, la mochila al hombro, el casco en la cabeza y la bici, me dirijo rápido a la zona de boxes donde tienen preferencia de acceso los triatletas del sprint que salen en la primera tanda del sábado. Una vez colocado todo en boxes, me dirijo a la zona de Lago donde nadaremos en las habituales aguas verdosas (en este punto es mejor no detenerse por si algun@ de los que esta leyendo esto ahora aún no ha desayunado/comido ó cenado, je je je...

Allí me encuentro a unos de los cracks del Club de Triatlón de Las Rozas, Borja Pérez que esta confeccionando un gran currículum con innumerables pódiums. Visualizamos la exacta situación de las boyas y la temperatura del agua, que aunque esta caliente no es conveniente meter mucho la mano por si acaso nos llevamos una sorpresa....



La Organización, que por cierto para mi estuvo perfecta, nos coloca por grupos de gorros de colores. Mi dorsal el 241, tiene el gorro azul y saldré en la tercera tanda, después de los blancos y negros. antes me encuentro a nuestra coach Maribel que me da algunas pistas de cómo afrontar esta prueba de natación, consejos que agradezco enormemente.

Asi que me coloco en el extremo izquierdo de la salida para nadar siempre por la parte interior y para evitar los habituales fortuitos golpes del comienzo. Era la hora de disfrutar de esta prueba ya que esta vez la conjuntivitis no había hecho aparición y aunque estuve toda la semana sin entrenar en natación por acumulación de trabajo, al menos podría empezar con todos los sentidos disponibles.

Pronto suena el bocinazo y al "agua patos". Intento mantener un ritmo homogéneo corrigiendo posición hacia la primera boya, situada en la zona del embarcadero, que era la más alejada. De lejos suena otro bocinazo que me advierte que el grupo de atrás empieza su prueba. Circuito de una vuelta de 750m en zona de rombo y tras volver ser adelantando por el grupo de atrás, logro salir sano y salvo del agua. Los ánimos de compys de Las Rozas me vuelven a poner las pilas y toca ya exprimirme al máximo. En zona de boxes quedan pocas bicis en sus posiciones, algún dia cambiarán las tornas,.... Tardo un poco más de lo habitual en esta transición y sin olvidarme nada me dirijo(ahora si, rápido) la salida.

Toca recorrido de tres vueltas, cada una de 7,7kms, y un desnivel positivo máximo de 669m ya que conllevaba la subida al cerro Garabitas (donde tantas veces hemos preparado la maratón de Madrid). Pronto cojo el ritmo y también a los primeros triatletas que disputaban esta prueba con la montain. Artificial golpe psicológico pero que viene de maravilla para el body para ir resarciéndome de mi tradicional pesadilla de la natación.

Al tratarse de varias vueltas, sé que hasta el inicio de la tercera no será real mi progresión. Es inevitable mirar los dorsales que voy pasando, ya que al ser el 241, los dorsales inferiores o cercanos salieron antes o al mismo tiempo que yo en natación, hecho que se confirmaría en las clasificaciones posteriores.


Tras recuperar aún más la moral y sentirme fuerte en bici por un recorrido que aunque duro, perfectamente conocido, me dirijo de nuevo a boxes, no sin antes mirar de reojo como a un triatleta era asistido por el Samur en la baja del Garabitas, con lo que luego averiguaría luxación lumbar.

En esta nueva entrada a boxes, compruebo que hay muchas menos bicis en su sitio, lo que es otra señal real de mi progresión. Rápida transición ahora si!!, y con las zapas voladoras en su sitio ahora toca disfrutar de la carrera a pie. Circuito de dos vueltas de 2,5 kms, por zona de asfalto bajo los altos arboles de la zona, lo que se agradece mucho ya que empieza a apretar el calor. Falso llano no muy duro pero que me hace apretar los dientes para mantener un ritmo próximo a los 4´/km. En esta fase, la verdad es que adelanto a muchos triatletas y se me vuelve a quedar muy corto ya que me noto con ganas de al menos hacer un 10kms. Así que el run run, como diría Paco Costa, de que cuando logre mejorar en el agua, mi triatlón favorito será el Olímpico, creo!



Recuperando fuerzas me encuentro casualmente con montieleños, nietos de Conrado que también habían participado. Compartimos impresiones y tras las fotos de rigor, vuelta a casa a descansar un poco de esta nueva hazaña.

Analizando clasificaciones, compruebo mis pronósticos, en la general el puesto 685 de un total de 1.157, con un tiempo total de 1h41´56´´. En natación, en ultimas posiciones. Sin embargo el bici conseguí ser el 573º y en atletismo el 106.

Por tanto, muchos kms de natación aún que hacer. En bici cada vez mejor y corriendo bien, realmente bien. Así que esto no acaba más que empezar y el recorrido de mejora es enorme lo que supone una gran motivación extra de mejora.