domingo, 15 de junio de 2014

Crónicas: III CARRERA POPULAR DE SAN ANTONIO, EL VILLAR


Llego a Puertollano, y la parada es más o menos la de un pit-stop de formula 1, cambio de coche y pocos minutos después llegamos al Villar, uff, menos mal que llevamos un conductor veterano (A), y sabe llegar a las carreras a tiempo.

Con los nervios de las prisas empezamos a calentar, pero no hay tiempo y 20 o 30 metros después, una parsimoniosa figura nos espera con brazos cruzados y nuestros dorsales entre ellos, "vaya par de pajaros estais hechos! exclama con cierto tono de reproche. Vamos los 3 hacia la salida y se respira aire festivo, o mas bien calor diría, son casi las 7 de la tarde y lorenzo parece que nos va a compañar durante toda la carrera.

Bang!!! empiezamos y la gente sale con el habitual animo, unos avanzando posiciones y otros dosificando. Veo a un kamikaze salir disparado como alma que lleva el demonio, seguido de cerca de una melena al viento. Comenzamos a callejear, izquierda, derecha, cada esquina es un misterio y no sabes si será un repecho o una bajada, la gente del pueblo anima y algunos lugareños nos mojan con sus mangueras, haciendo el recorrido más llevadero. Me acerco al final de la primera vuelta y todavía veo alguna S a lo lejos, en la última parte del recorrido cambiamos el sinuoso callejeo por el campo abierto, y con un último repecho, que se hace largo pero en el que la gente nos lleva en volandas, cruzamos la primera vuelta. La segunda vuelta más de lo mismo, más calor, más cansancio, esta vez oigo a algunos compañeros jadear, pero queda poco, y lo ameno del recorrido y el animo de las fiestas hace que se pase rápido vayas como vayas. Casi sin darse cuenta completamos la segunda vuelta y pasamos a la plaza del pueblo.

Es hora de estirar un poco y tomarse unas cervecitas mientras se reparten los premios, veo flores y jamones, y a un pejota que no se si ha hecho un tramo extra de natación. Carmelo también está contento, con los nervios ha bajado de 4 min/km y no está mal con este calor. Después de la entrega de premios, nos desplazamos de la plaza a un patiejo más acogedor en el que podemos degustar cerveza fresca y tapas de jamon, con lo que todos los asistentes quedamos satisfechos por la jornada echada.

Agradecimientos:

A Pejota por venir de Valdepeñas.
A Carmelo y Vanesa por hacernos llegar a tiempo
A la gente del Villar por su acogida